Fui a ver el Planeta de los Simios alcoholizado en Syrah

Decidí que no había mejor manera de pasar este domingo que ir a ver el Planeta de los Changos pasadisimo en Syrah y esto es lo que mi “yo” ligeramente intoxicado apuntó durante la proyección. Para hacer el ejercicio lo más cercano posible al “gonzo” lo único que edite son faltas de ortografía y comas, puntos y esas mamadas ligeramente importantes.

La de los changos
  • No le digan a la chica de la taquilla: “me da un boleto para la de los pinches changos“, se pueden dar cuenta de que uno no viene en sus 5 sentidos.
  • Tampoco le pregunten si quisiera acompañarlos a ver la película, al parecer a veces no entienden que necesitas algo de compañía, en especial cuando esa compañía no tiene pene.
  • En un trailer  de una película sale el niño ese de GoT, el que se lleva al norte a Bran, algo sobre unos dudes que corren en un laberinto, se ve bien culera.
  • El trailer de Intelstellar es una pinche mamarrachada, Christopher Nolan ya se creyó su propio mame. Oye Nolan, ya hay algo llamado Gravity. TE LA PELAS.
  • Al parecer la esposa de Hércules utiliza tanga, yo pensé que en esas épocas no utilizarían ropa interior, como los highlanders. Quisiera ser un highlander.
  • El cuerpo de Cameron Díaz todavía aguanta el HD, su jeta no.
  • ¡Cállese señor! Si hace un sonido cada vez que alguien le da un madrazo a alguien en pantalla vamos a tener problemas, cállese no sea pendejo.
  • Los close ups a las jetas de los changos están increíbles, pero de lejos se ven tan falsos como la jeta de Laura Bozzo.
  • El hijo de Cesar está en la “edad de la punzada” de seguro escucha puras bandas de punk y heavy metal.
  • ¿Qué pedo con los ojos de los changos? Están increíbles, no mamen.
  • San Francisco en ruinas es hermoso. La paranoia permanece en las paredes de la ciudad. Imaginar el caos, muerte y destrucción que provoco la pandemia es inquietante.
  • ¡Felicity!
  • Racismo, racismo por todas partes.
  • Ahora los changos son más humanos que los humanos, como diría Eldon Tyrell sobre sus replicantes.
  • Está bien chingón que esto no caiga en el clásico humanos/malos – simios/buenos o viceversa.
  • Koba está encabronado con la vida porque alguien lo hirió y mas feo que el soldado Gomer Pyle de Full Metal Jacket. Lo entiendo a la perfección.
  • No mamen, podemos ver el miedo en los ojos de Gary Oldman y su voz tiembla al tratar de calmar a la multitud, el cabrón es un actorazo.
  • El personaje de Gary Oldman se preocupa por la colonia que fundó, no se trata de exterminar a los simios, es un asunto de supervivencia, es un asunto de no perder lo poco que le queda.
  • En el futuro distópico tenemos reservas suficientes de whisky, eso me hace enormemente feliz.
  • La manera en que César decide demostrar su fortaleza es confiar en los humanos. La guerra es el camino fácil.

If we go to war, we could lose all we’ve built. Home. Family. Future. César a Ojos Azules.

Denle los Óscares que le deben a este cabrón
Denle los Óscares que le deben a este cabrón
  • Pinche César elocuente. Me atrevería a decir que por momentos el lenguaje de señas no necesita subtítulos, esas expresiones de angustia, enojo en las caras de los monos son más que suficientes para ponernos en sintonía con los simios.
  • Todo se siente frágil, los humanos y los simios pueden coexistir, pero si algún individuo toma la decisión equivocada todo se va al carajo. Eso está increíble, no hay buenos ni malos, solo individuos tratando de tomar la decisión correcta.
  • Pareciera que los humanos no tienen nada que perder. Pero lo tienen.
  • Al parecer hasta entre los animales se da aquello del golpe de estado. Koba es como un Stalin o Hitler solo que más peludo. Y probablemente más inteligente.
  • Koba no se anda con pendejadas, aplica aquello de “full mesures”, con suficiente odio y violencia.
  • “Ape don’t kill ape” es un gran consejo y podría ser un gran lema, por aquello de que tenemos mucho en común con los monitos.
  • En estos momentos es cuando pienso: ¿Enserio esta película de monos está a nada de sacarme una lagrimita?
  • Denle a Andy Serkis y a todos los animadores un Óscar. Mínimo tienen que nominarlo.
  • Teniendo en cuenta lo mucho que aborrezco las películas originales (por pinches aburridas y lentas) es reconfortante ver lo bien balanceada que está la película. No se va a extremos de simpleza y estupidez como Avatar de James Cameron.
  • No cometan mi error y vean Dawn of The Planet Of The Apes acompañados, la plática post-película debe de estar interesante.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s