World Wide Web

Hay momentos en el que damos ciertas cosas por sentado. Ahora mismo recordaba  el “boom” del internet y la WWW, por ahí del año 1999 mas o menos, cuando apenas empezaba esa conexión mundial, o por lo menos apenas comenzaba en nuestro país. Recuerdo el Boom de Napster, cuando descargar una canción de 5 MB tardaba como 40 minutos con nuestro ruidoso modem de 56 Kb/s. Recuerdo las salas de chat, que era una de las cosas en las que la mayoría de nuestro tiempo se iba directo al carajo. Si, yo también me envicie, pero no tardo mucho en llegar el desencanto (digamos que conocí el sexo virtual demasiado tarde…). Recuerdo el hotmail y el Messenger, tanto así que llevo casi 10 años con mi cuenta de este ultimo. Recuerdo fusilarme trabajos enteros gracias a Wikipedia. Recuerdo cuando Napster valió verga gracias a las mariconadas de Metallica, y también recuerdo como aparecieron muchos clientes P2P gracias a esto. Digamos que fui un early adopter o algo así, si es que el termino ya existía. Después que el internet se consolido como la herramienta que unía a todo mundo con… todo mundo, llego el “boom” de el internet de alta velocidad, que a México llego tarde o mas bien jamas llego (gracias pinche Slim). Recuerdo la  proliferación de los cibers cafés y las maratonicas sesiones de Star Craft y Medal of Honor con los amigos, y como nuestros domingos (en mi caso mis sábados)  se iban directo a la chingada gracias a las horas y horas que pasaba tratando de hacer el mayor numero de headshots. Recuerdo haber pagado en alguna ocasión 100 pesos en horas ciber, cuando la hora estaba en 10 pesitos, no es difícil hacer el calculo.
Claro que una vez que pude acceder a una conexión “maomenos decente” todo eso acabo, nada de darle dinero a los dueños de los cibers cafes. Ahora mismo me parece tan irreal. Las nuevas generaciones (aunque suene como si tuviera 65 años) viven en el internet, ellos dan por sentado que el internet esta aquí y que siempre ha estado, para ellos es lo mas natural, pero haber visto el nacimiento o mas bien la expansión de la red, ahora mismo me parece increíblemente bizarro. Después de esto, los celulares. Los primeros, tremendo armatostes que pesaban como 45 kilos y tenían el tamaño de un disco duro externo de 2 Terabytes. Mi papá tenia uno de estos, la señal se iba al carajo en cuanto entraba a la casa. Ahora todos en mi familia tenemos uno. Ahora podemos descargar videos a nuestros celulares, fotos, películas ¡carajo! incluso podemos grabar video en alta definición con ellos. Ahora todos estamos comunicados, ya sea por Facebook, Twitter, MySpace, o este blog por ejemplo. Ahora podemos descargar el mentado libro que siempre quisimos leer pero no podíamos encontrar (¿alguien dijo Pixie?), podemos encontrar el video que queramos en segundos en YouTube, desde el cover de El Sonidito de Rammstein hasta la muerte de un actor porno (no, no mientras tiene sexo). “Stremear” video y audio de manera sencilla. Descargar toda la pornografia que querramos, conseguir toda la discografía de Frank Zappa en un día, descargar nuestra seria favorita a nuestras computadoras el mismo día que se transmitio en su país de origen y ademas en Alta Definición, ya nada de esperar a que la estrenen con ocho meses de retraso, ahora podemos comunicarnos de inmediato con gente que esta literalmente del otro lado del mundo.
Hace unas semanas mi Padre realizo su primera videollamada por medio de Skype, no muy lejos, le hablo a una tía que vive en Chetumal, al terminar me miro y dijo algo que se me quedo grabado, y es la razón de este post. Para mi toda esta revolución, mirando en perspectiva me parece algo surreal si, pero normal al fin y al cabo, sorprendente,  sobre todo por que la vivi y mas todavia por la velocidad en la que parece moverse todo alrededor de la Web. Pero mi Padre en su inmensa sabiduría no pudo haberlo dicho mejor. Me miro y con una cara de real sorpresa me dijo: “Nunca pense vivir para ver esto”.

Anuncios

8 Comments

Add yours →

  1. No mames muy buen comentario. YA me imagino a mis hijos preguntandome no mames papa como pudiste crecer sin el internet jajaja o algo por el estilo, saludame a tu padre, un abrazo carnal. Tomense una a mi salud

    Me gusta

  2. bueno post carnal ahora si me hiciste recordar viejos tiempos jajajajaja slaudos!!!

    Me gusta

  3. Ciertamente esa frase describi la evolucion tan rapida de la tecnologia. Buenos recuerdos, nada mas falto el recuerdo del recibo telefonico… pinche mil llamdas a…. x del internet xD

    Me gusta

  4. Qué buen post chingao!! Recuerdo esos celulares horribles que se descargaban en dos horas y luego hackear códigos para tener tonos diferentes a los de fábrica, cuando todo cabía dentro de 1.44 mb, que una canción se decargara a 5kps era la onda, también llegué a gastar más de 100 pesos en ciber (uno de Picheta). Me da mucha nostalgia recordar el primer día que me instalaron internerd, ese día apagué la computadora a las 6 de la mañana con un sólo pensamiento: “no mames, el internet no se acaba”
    Es una chulada haber vivido todo esto, saber como era antes, y ver como es ahora. Bendigo que me haya tocado vivir en esta época, este cambio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: